Noticias
Consagración a María
Por
Germán Godoy V.
Publicado:
14 Agosto 2015, 16:02
Leido 456 veces
Ceremonia de Consagración
En la Comunidad Escolar del Diego hoy nuestra Buena Madre ha sido la protagonista. A Ella se erigió un altar y se la paseó por los patios del colegio, enseñando a todos que es la Reina y a quien uno está dispuesto a entregarle toda la confianza.
Estuvimos todos. Dejamos de lado ideas personales, pensamientos diferentes… todos, en fraternidad, estuvimos presentes para homenajear a la Madre, a la Rei- na, para demos-trarle que somos de Ella, que en Ella confiamos y que a Ella nos entregamos a diario con toda confianza. Se ha bendecido una imagen, pero lo más importante es que el pastor diocesano ha consagrado a esta Comunidad Educativa ante la Buena Madre: “…se con-sagra una imagen, se consagran objetos, infraestructuras, pero lo que aquí estamos con-sagrando hoy son personas, los verdaderos hijos de María que se confían a ella y que, es-peranzados, le piden su protección”, afirmó don Gonzalo, obispo de Valparaíso.

Así, imbuidos de las palabras de Marcelino que nos legó por medio de sus Hermanos: Mar-ía lo ha hecho todo entre nosotros, y es justo considerarla un modelo de fe y de entrega a Jesús, sentimos el deseo de trabajar cada uno en su ámbito para obtener por resultado el Reino. Porque en estos 81 años de existencia de la Escuela en Quillota, hemos aprendido que “Ella despierta en nosotros admiración, confianza, afán de imitarla y deseo de poner por obra uno de nuestros cometidos específicos: darla a conocer y hacerla amar, como camino que lleva a Jesús”. (Constituciones de los Hermanos Maristas de la Enseñanza, 1970).

El símil de llegar a Dios por medio de la Buena Madre, así como Dios quiso por medio de Ella llegar al mundo, nos sirve hoy para reforzar la idea de que son las pequeñas virtudes marianas las que nos conducirán para lograr ser buenos cristianos y buenos ciudadanos. El Diego, desde su fundación, estuvo destinado a favorecer a los niños y jóvenes que necesi-taran de una mano fraterna para aprender y ser útiles en la sociedad. Por espacio de 81 años se ha querido estar al servicio del más necesitado y hoy se toma la decisión de honrar el dulce nombre de María, consagrando el Colegio a Ella. Entonces, sintiéndonos desde ahora y cada vez con mayor fuerza maristas, abrimos nuestros brazos y vamos en búsqueda de todo aquel niño o joven de buena voluntad que quiere conocer a Dios.

Ahora se ve con mayor fuerza el despertar de una comunidad consagrada que desea convertir el colegio en una verdadera Escuela en Pastoral, que da testimonio, que integra a todos y que tiene a Jesucristo como su centro, a la manera de María. Los valores de inclusión, servicio, sencillez, fraternidad, solidaridad, justicia, gratuidad, perdón, libertad, entre otros tantos, los consideramos como la base para optar por el Reino de Dios que más que ser un lugar físico, está en todos nosotros y podemos llegar a él mediante nuestras acciones.

Felices de haber consagrado nuestro colegio a María, más que nunca somos fieles a la Iglesia y seguimos a su Pontífice, aceptando el desafío que significa el cambio que nos propone en su encíclica Laudato Si: ① Ser agradecido y practicar la gratuidad, ② educar en los diversos ámbitos, ③ desterrar el consumismo compulsivo, ④ olvidar el egoísmo y ⑤ favorecer la conversión interior.
 

Comparte esta noticia
Noticias Relacionadas
Mes de María Colegial 2017
Publicado: 7 Diciembre 2017 / 22 Lecturas
Aprendizaje Servicio en el DEC
Publicado: 28 Agosto 2017 / 531 Lecturas
Nuestra Pastoral en Agosto
Publicado: 23 Agosto 2017 / 315 Lecturas
Comentarios
comments powered by Disqus
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile