Pastoral
ACÓLITOS
Acólitos

El Acólito es servidor y testigo de Jesucristo en todos lados

“El Acólito es instituido para el servicio del altar y para ayudar al sacerdote y al diácono. Al él compete principalmente preparar el altar y los vasos sagrados y, si fuere necesario, distribuir a los fieles la Eucaristía, de la cual es ministro extraordinario”. (Misal n°65)

En el marco de las actividades formativas de nuestro colegio, el taller de Acólitos, ha sido una instancia formativa relevante en la vida de muchos niños y jóvenes durante muchos años. La vivencia litúrgica los acerca al rostro de Jesús, María y Champagnat, los anima a servir mejor, de acuerdo al carisma Marista.

ORACIÓN DEL ACÓLITO

SEÑOR, Te doy mi vida entera.
Ayúdame a servir. Enséñame a ser fiel y constante.
Haz que irradie tu amor a los que me rodean.
Que pueda ser testigo de tu mensaje en todas partes.
Si no, todo lo que hago ahora será sólo apariencia e hipocresía.
Que pueda servirte con dignidad en el altar
y que ponga en el servicio a ti y a los demás todo mi corazón.
Virgen María, enséñame a amar y servir a Jesucristo como tú lo hiciste
y como lo hacen contigo los ángeles en el cielo.

AMÉN

Resumen
Coordinador:
Mauricio Fabrega A.
Email:
mfabrega@fde.maristas.cl
Teléfono:
+56 (32) 2265257
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile