Noticias
Inicio Año La Valla
Por
Valeria Romero D.
Publicado:
9 Septiembre 2016, 16:54
Leido 575 veces
Patio Enseñanza media
La muerte sobrevino a Marcelino una mañana de sábado, temprano. Era el 6 de junio de 1840. 176 años han transcurrido desde aquel momento, y el espíritu de Champagnat sigue vivo entre nosotros y nos congrega a todos los que nos sentimos de alguna forma comprometidos con el carisma marista.
En una sencilla pero significativa celebración colegial quisimos renovar nuestro deseo de seguir a Jesús como María, asumiendo una hermosísima oportunidad para UN NUEVO COMIENZO tal como nos lo invita el superior General, Hno. Emili Turú.
Quisimos comprometernos con los tres iconos que nos han acompañado en este camino de preparación al bicentenario. Tres dimensiones que queremos marquen el rumbo de la vida marista en nuestro próximo futuro.

Fue así como en clave de oración y en torno a la mesa pusimos nuestros sueños y desafíos.

Asistieron a la celebración alumnos, docentes, auxiliares, administrativos, representantes del CGP. Porque sí, estamos TODOS invitados a un nuevo comienzo.

Como el que tuvo lugar cuando el Padre Champagnat lo realizó en la casa de La Valla, para iniciar la audaz aventura de construir lo que hoy somos. En nuestro camino hacia 2017, el mismo Padre Champagnat nos invita a un nuevo comienzo. Y lo quisimos hacer desde una misma mesa, la mesa de la fraternidad, donde estamos todos invitados a compartir.

En el período 2014-2015 celebramos el año Montagne. Un recuerdo de la importancia y la urgencia de nuestra misión, tan actual hoy como en tiempos del Padre Champagnat.

Inspirados por nuestro Fundador, que se desplazó desde La Valla hasta este lugar caminando durante varias horas, también nosotros nos sentimos llamados a ponernos en camino al encuentro de los jóvenes Montagne de hoy, allí donde se encuentran.

Este tiempo nos invitó a salir de nuestros espacios de comodidad e ir al encuentro del más necesitado. Lo representamos con tres signos que pusimos sobre esta mesa fraterna:

El delantal que simboliza el compromiso de toda nuestra comunidad educativa de servir a quién más lo necesita.
Una polera con el logo del voluntariado, ella representa a los jóvenes de nuestro colegio que con valentía han decidido servir y compartir con la comunidad , desde un compromiso social.

Un balón fiel reflejo del encuentro, del compartir fraterno, de la alegría de nuestros patios colegiales.
En el período 2015-2016 fuimos animados por el ícono del año Fourviére , este año esta mar-cado por la promesa, por el compromiso, por la ilusión de un grupo de jóvenes sacerdotes que a los pies de María consagran su misión al servicio del evangelio. Ésta es hoy nuestra MISIÓN, donde religiosos y laicos soñamos una Iglesia cercana, sencilla e inclusiva.

Presentamos en nuestra mesa comunitaria los signos que representan nuestro sentir del año Fourviére.

La imagen de nuestra Buena Madre. Hace ya un año consagramos nuestro colegio a María, una vez más en ella depositamos nuestro quehacer, nuestro sueños y esperanzas. María al igual que tu deseamos salir de prisa a una nueva tierra.

Los sueños de nuestros alumnos de 4ºmedio, papelografos que construyeron en sus jorna-das y que representan la vida juvenil, los anhelos de estos jóvenes maristas que con alegría y esperanza son portadores de un futuro mejor.

Finalmente en este último período celebramos el año La Valla. Preparamos nuestro bicentena-rio marista desde una mesa amplia, donde TODOS están invitados, una mesa que se extiende, que no tiene fronteras ¿pero qué pondremos sobre esta mesa?¿qué ofrecemos a nuestros hermanos ?. Los invitaremos durante este año a cultivar nuestro mundo interior, a orar. A orar en comuni-dad, a compartir la vida y desde ahí encontrarnos con las maravillas de Dios Padre.Ese día asumimos compromisos para este nuevo año marista que comenzamos a vivir.

Presentamos sobre la mesa de La Valla una panera vacía, en ella deseamos depositar nuestro espiritualidad, nuestro deseo de trabajar nuestro mundo interior. Atesorando la presencia de Dios en nuestros corazones y siendo contemplativos en la acción.

La palabra, invitación a escuchar el silencio, a encontrar en él el mensaje que el Señor tiene para cada uno de nosotros.

El Papa Francisco nos dice “ Toma el evangelio, llévalo contigo y léanlo cada día: ¡es Jesús quien les habla!”

Es por esto que en este día especial entregamos el evangelio a todos los miembros de nuestra comunidad y los instamos a que durante este año
La Valla busquemos espacios para encon-trarnos con su palabra, palabra de vida y esperanza.

Hay que situarse con humildad y apertura ante el Señor de la historia, convencidos de que el Espíritu Santo no ha dejado de actuar.

Contamos además, con la ayuda, con la ternura, con el cuidado de María nuestra buena Madre. Que Ella sea nuestra inspiración y nuestra bendición.

VIDEO INICIO AÑO LA VALLA


Comparte esta noticia
Noticias Relacionadas
Mes de María Colegial 2017
Publicado: 7 Diciembre 2017 / 22 Lecturas
Aprendizaje Servicio en el DEC
Publicado: 28 Agosto 2017 / 531 Lecturas
De Simón a Pedro
Publicado: 23 Agosto 2017 / 347 Lecturas
Comentarios
comments powered by Disqus
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile