Nuestro Colegio
MARCO DOCTRINAL
Las tres violetas Maristas representan: humildad, sencillez y modestia.

Presentación

El presente Marco Teórico Doctrinal es la actualización y continuación de los dos precedentes realizados en los gobiernos de los Provinciales Hermanos Pedros Marcos San Esteban (1989) y Pedro Herreros Valenzuela (1997).

Sigue estando viva la necesidad de mantener un diálogo permanente con nuestra cultura actual, como se recoge en los anteriores marcos doctrinales. Se citaba en ellos: “los cambios culturales profundos que estamos viviendo desafían la labor de los educadores y nos exigen repensar los fundamentos y los alcances de nuestra tarea evangelizadora entre los niños y jóvenes”.

Es así como el Subequipo de Gestión, durante todo el 2016, realizó un itinerario de acompañamiento a los colegios para la elaboración del presente Marco Teórico Doctrinal, Marco Situacional y el Marco Operativo, este último, que ya está en curso, producto del levantamiento de nuestros Planes estratégicos Provinciales, Sectoriales y Colegiales 2012- 2017.

En el Marco Situacional, se desarrollan las características relevantes del entorno socio económico y cultural de la comunidad escolar. Su reseña histórica y la síntesis de las definiciones curriculares u opciones del establecimiento. Los recursos con que se cuenta: humanos, financieros, materiales y tecnológicos. Las prioridades y proyecciones del establecimiento para el mediano y largo plazo. Desde este análisis situacional, también se originan los objetivos para el mediano y corto plazo. En muchos modelos, las situaciones detectadas se ordenan por dimensiones de la gestión o áreas de mejoramiento.

Por su parte, el Marco Doctrinal corresponde a la filosofía educativa de la Institución. Es un referente de principios y valores que establecen una base de partida y fundamentan la actuación de los miembros de la comunidad educativa. Se inicia con su declaración de “Misión, Visión e Ideario Institucional”. Es el resultado de la participación de los tres ejes de la comunidad educativa, es decir: docentes, estudiantes y padres. Es la expresión de la creatividad y aspiraciones de cada estamento, que aporta sus ideas, con la finalidad de cambiar la realidad de la obra con proyecciones de futuro.

Con los docentes de nuestros 12 colegios, abordamos el Marco Doctrinal en relación a 5 núcleos: Tipo de Estudiante, Tipo de Educador, Tipo de Familia, Tipo de Educación y Tipo de Comunidad educativa. El de los Directivos se trabajó en cada Consejo Directivo. Fueron jornadas reflexivas, profundas, participativas y llenas de sueños de este nuevo comienzo para los colegios maristas del Sector Chile.

A su vez, el tipo de Estudiante y tipo de Familia se trabajó en red en los Encuentros con todos los Centros de Alumnos y Consejo Juvenil Sectorial, lo mismo con los 12 Centros de Padres Maristas, dando profundidad y detalle desde su mirada a sus respectivas realidades y responsabilidades de este “deber ser”.

Con ello, fuimos cumpliendo un dispositivo básico en la construcción de un Proyecto educativo institucional, que es la “Participación Comunitaria”, definida como “conjunto de personas que con sentido de responsabilidad dentro de un ambiente de familia trabajan en común, para lograr la maduración humano-cristiana de sus miembros, promoviendo los valores de comunión y participación, a través de la colaboración responsable, la solidaridad y subsidiaridad”. Aproximadamente 120 directivos, 1000 docentes, 200 estudiantes, 200 padres, han sido coparticipes de este sueño que se proyecta para los próximos 20 años en nuestra realidad educativa.

Creo que es un hermoso gesto de renovación de este nuevo comienzo, ya que después de 20 años de haber levantado el anterior Marco Doctrinal, lo volvemos a actualizar y seguir soñando futuro en la educación evangelizadora Marista en nuestro querido Chile.  


Ideario Institucional 

Núcleo Nº 1: Tipo de Estudiante

  1. Formamos una persona creyente en el Dios de Jesucristo, que vive las actitudes de María, es honesto, sencillo en su actuar y abierto a la trascendencia. De este modo, orienta su vida hacia el bien común, poniendo sus dones y talentos al servicio de la comunidad.
  2. Procuramos que el estudiante marista se comprometa en la promoción de la justicia social y la solidaridad, sea tolerante con la diversidad, defienda los derechos humanos especialmente los de los niños, adolescentes y jóvenes.

Núcleo Nº2: Tipo de Educador

  1. Afirmamos que el educador Marista vive su vocación con alegría y evangeliza a través de su testimonio de vida, de su fe, sencillez, responsabilidad, cercanía y amor al trabajo. Desarrolla su espiritualidad en la entrega a los demás, en el cultivo de la interioridad, en el ejercicio del discernimiento y en las lecturas de fe de la realidad, atento siempre a los signos de los tiempos y a las llamadas de la Iglesia y de la Congregación. Tiene una clara intención educativa: La opción por los más desatendidos.
  2. Declaramos que el educador marista crea un clima de aprendizaje relacional afectivo y democrático; actúa con tolerancia, acoge las diferencias y promueve la inclusión. En su actitud pedagógica prioriza la corrección respetuosa, la mediación y el diálogo; tiene claro cuál es el tipo de persona que desea formar la institución y a ello se aboca con responsabilidad y dedicación generosa y apuesta tanto por procesos de vida y fe, como por los resultados.

Núcleo Nº3: Tipo de Familia

  1. Creemos que la familia es la primera responsable de la educación integral de sus hijos y pilar fundamental para su crecimiento armónico, constituyendo un espacio donde se cultiva la comprensión, el amor, la fidelidad, la unión y el respeto por la dignidad de cada uno de sus integrantes.
  2. Asumimos la diversidad de tipos de familia que existen hoy día en la sociedad, siendo deseable la familia constituida según el modelo de Nazaret. Reconocemos, valoramos y acompañamos otras formas de organización familiar, procurando que cumplan con lo que se espera de una familia en la educación.

Núcleo Nº 4: Tipo de Educación

  1. Promovemos una educación de excelencia inspirada en el Evangelio y en el sueño de nuestro fundador San Marcelino Champagnat, que integra teorías actualizadas de aprendizaje desde una antropología cristiana, que propicia el diálogo fe – cultura y vida y orienta a los estudiantes a pensar y actuar, con una visión crítica de la realidad.
  2. Creemos en una educación basada en el amor, que promueve y practica comunión, que acoge las diferencias de los estudiantes, que valora no sólo las competencias relativas a los ámbitos del saber y del saber hacer, sino también aquellas del vivir junto a los demás y del crecer en humanidad.

Núcleo Nº5: Tipo de Comunidad Educativa

  1. Promovemos una comunidad educativa comprometida con la evangelización y el carisma. Animada por el Espíritu Santo, adhiere a la Misión Educativa Marista y se siente corresponsable del Proyecto Educativo Institucional.
  2. Creemos en una comunidad educativa que vive en comunión, privilegia la fraternidad, comparte la vida y celebra la fe; que practica la inclusión, la tolerancia, el respeto, la escucha activa, la convivencia y la solidaridad, tanto interna como con su comunidad del entorno.

Núcleo Nº6: Tipo de Directivo o Liderazgo Carismático

  1. Promovemos un tipo de directivo que ejerce la autoridad y vive la misión en actitud de servicio, sencillo y cercano, que ejerce el profetismo, procurando que la adhesión a Jesús y a su Evangelio sea su principal motivación.
  2. Creemos que el directivo marista es cercano a todos los miembros de la comunidad educativa, especialmente a los niños y a los jóvenes. Como un Champagnat de hoy, los acoge, les brinda tiempo, comparte sus éxitos y fracasos, les anima a que se esfuercen por ser siempre mejores, les proporciona experiencias y acompañamiento y presta especial atención a los más vulnerables y necesitados. 

Archivos Adjuntos
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile